domingo, 1 de junio de 2014

SÚPLICA


Si alguna vez te preguntas
¿Quién te echará de menos cuando te vayas?
¿Quién seguirá esperando tu regreso?
Si alguna vez te preguntas ¿quién añora tu presencia?
¡¡¡ Quien sino yo !!!, te respondería y sería una respuesta honesta.
¡¡¡ Más que yo lo dudo !!!
Soy aquel que se quedó sin ti vacío,
 el que no existe si no le miras,
ese que tanto pregunta por ti, a las personas que encuentra en su camino.

 

Aquel que sin dilación te espera y sigue esperando tu regreso…
Tengo preparada para ti una fiesta de bienvenida, para que cuando vuelvas, te sepa amarga la despedida,
 quizá solo piense en mí,
quizá en mi afán de no estar solo, tan solo piense en mí,
pero no se otra manera de ser feliz.
Ya no me salen poemas, ya solo expreso pensamientos,
 no quiero saber de rimas, no quiero jugar a encuentros,
tan solo quiero que vuelvas a mi lado y que me ames como me amaste hace algún tiempo.

 
Que más me dan los sonetos, la prosa y los versos, tan solo me importas tú y que sepas de mi sufrimiento.
Quizás así te apiades y vuelvas a mi lado, te prometo que esta vez será diferente, te juro que he cambiado.
Por último quiero decirte, que si lees esta súplica, hagas como sino la hubieras escuchado, que a mí me será más fácil creer que vuelves a mí porque me echas en falta y no porque te lo haya suplicado.