domingo, 8 de junio de 2014

SIGO EN PIE!!!


¿Cuantas veces logré vencer al amor? ¿Cuantas veces me retó?  ¿Cuantas y cuantas veces fui el afortunado?
Yo que salí airoso sin nunca tener al amor que retar y a la vez sin tener incluso que amar para ser amado.
Lástima de mí, pues lastimoso es aquel que después de jugar al amor, no mueve ficha.
 

Mísero de aquel que pudo amar y no ama.
Pido piedad por su alma y su desdicha.  Porque vacío y solo, aun acompañado estará su cama.
Pienso que no hay mayor desencanto que no ser correspondido, de no ofrecer lo que se tiene al ser querido.
De no regalarle versos cada amanecer, de no mostrarle la atención que el amor requiere, pues al igual que una flor, se riega para verla florecer.
 
¿Cuántas mentiras al amor le ofrecí en mi canto? ¿Cuántas verdades le oculté? ¿Cuántas veces escuché su llanto?
Ahora soy yo quien llora, ahora soy el que mentiras escucha, jamás estuve tan hundido, ahora soy el que de su alma abusan ya que no soy correspondido.
Pero admito mi derrota, porque soy un caballero, pues no hay mal que por bien no venga, de eso estoy seguro al menos…