martes, 15 de julio de 2014

DESEOS DE AMAR


Entendí tu mente,
Me sumergí en tus sueños,
Penetré en tu ser
Y después de poseerte,
te tomé otra vez.
Y en el penúltimo suspiro, volveré a coger aliento de tu boca, para poder seguir después.
Dos cuerpos entrelazados formando un solo ser.
Ignorando reglas como dos furtivos, sin poder amarnos porque está prohibido,
ya que soy un hombre y tú lo eres también.
¿Cómo osan poner proporciones, cuantías o niveles?, al amor entre hombres o mujeres,
si el amor es infinito y no se puede ver.
En el mar del clímax, entre orgasmos de sentidos, desde la primera caricia hasta culminar en el deseo,
sólo quien ha deseado a otro cuerpo igual que el suyo, lo debe de saber.
Y como amor nos sobra, pudimos derrocharlo,
desde el alba hasta el ocaso, nos ahoguemos en deseos
y miles de caricias nos pudimos regalar.
Sabes que no eres mi primer amor, antes que tu hubieron amantes,
también sabes que moriré el día que te vayas de mi alcance.