martes, 15 de julio de 2014

DIARIO DE UN ALCOHOLICO


He tocado fondo tantas veces; digo que la ultima será la ultima, pero después de la ultima vuelvo a comenzar, con otra gente, en otros bares, con otra escusa.
He tocado fondo tantas veces que bebo para olvidar. Un día tras otro y así días y días, noche tras noche.
He tocado fondo tantas veces que a la mañana siguiente, la primera es para dejar de temblar, la segunda para poder continuar, incluso tomo para poder dejar de pensar en tomar y sigo tomando para dejar de sufrir. Sufro aislado ya no tengo amigos, solo tengo soledad.
Recluido en mi retiro me rendí,  pedí ayuda y  la encontré. 
Nunca estarás solo me dijeron y aquí se deja de sufrir; tape la botella y empecé a escuchar. Experiencias y inquietudes, me trataron como a un  igual. Por fin alguien me comprendía, había personas como yo. Ahora me siento acompañado ya no tengo roto el corazón.
Cambie de la noche a la mañana y la tristeza me dejo, ahora soy una persona que se ríe mi trabajo me costo. Ahora tengo sueños alcanzables, poco a poco seré yo, el mismo que un día fui antes de que dejara de ser yo.