martes, 15 de julio de 2014

HECHIZO DE LUNA



Que tendrá la luna que nos hace cambiar, cuál será su hechizo, que hasta al lobo lo hace aullar, a la mar hace crecer y a nosotros suspirar.
Que no llegue nunca a mi semblante la primera luz del día, que sea siempre de noche y que desaparezca el alba en la lejanía.
La luna luce, la luna acuna al sueño del amante y de amor puede estar llena, creciente o ser menguante.
 

Pobre es el que no conoce de su grandeza y rico es aquel que la utiliza para crear escritos en su nombre, ya que es digna de ser nombrada por majestades, señoras y criadas.
Pobre luna que le salió adversario,  amanecer le llaman los visionarios.
Con él las estrellas se desvanecen y en el crepúsculo se esconden desaparecen. Pero tenemos la certeza que siguen allí esperando, a que gane en un pulso la luna al sol que le está retando.
Dime luna de ensueño cuanto tendré que esperar, quiero volver a amar y quiero sentir en mi rostro tu anochecer, pero sobre todo quiero soñar.
Soñar que no volverá a amanecer...