martes, 15 de julio de 2014

MI ULTIMA VOLUNTAD




Mi último escrito no será mi testamento, mi último escrito estará redactado acorde con mis sentimientos. Será mi último adiós a la vida y una bienvenida a la muerte. Será mí despedida a amigos ya sean pobres y pudientes.
Quizá por capricho del destino este sea el último párrafo que escribo…
Así que no he de demorarme en decir lo que siento, antes de que ya sea tarde y tan solo se quede en un lamento.
Quiero que se refleje mi alegría, también quiero que me tengáis en vuestro pensamientos como aquel que un buen día, dejó de sufrir por teneros a su lado, porque en este mundo no hay mejor recompensa que estar acompañado.

 

Y como recompensa espero que disfrutéis de mis letras, que gracias a vosotros son leídas, pues no hay mayor estimulo de un escribano que ser galardonado con la atención de aquellos que una vez le leyeron, que le prestaron atención y que le honraron con una crítica sincera, salida de vuestro corazón.
No soy bueno en halagos, tampoco lo soy en ofensas, pero si tengo el mayor descaro en deciros que estuvo bien mientras duró y que el tiempo que estuve con vosotros fue mi recompensa.
Gracias le doy al destino por permitirme hacer este escrito, por dejarme reflejar mi sentir y porque este os llene de agrado, pues para vosotros va dedicado mi principio y mi fin.