martes, 15 de julio de 2014

TROVADOR Y JUGLAR


Soy el creador de mis propias canciones le canto a la vida y es tan hermoso mi canto que levanta pasiones.
Me acompañan cantares de pajarillos, zumbidos de abejas y cantos de grillos.
 
 Hermoso concierto el que os ofrezco, si queréis acompañarme ser bienvenidos, no existen reglas en este papiro. Solo cantares de corazones, pueden ser lágrimas, risas y demás emociones.
Si queréis quedamos ayer, que es más pronto que mañana y mucho mejor que después.
 Os propongo que no os lo penséis, que os pongáis manos a la obra y que vuestro corazón desboquéis. Nada es mejor de lo que sale del alma, lo original y genuino a la vez.
Será un cantar improvisado, sin ensayos y sin leer el papel. Cantares del espíritu, voces del alma, al unísono formando una sola piel. La piel del artista que recita su canto un canto de vida y de esperanza también…